Domingo 25 Junio 2017
Spanish Basque Catalan Dutch English French Galician German Greek Italian Portuguese

Noviembre vuelve a los clásicos españoles. Nuestro próximo proyecto, a estrenar en noviembre de 2017, será El caballero de Olmedo, de Lope de Vega; una de las obras más bellas de nuestra literatura áurea.

Será el cuarto título del Fénix de los ingenios que lleva a escena nuestra compañía tras No son todos ruiseñores, La fuerza lastimosa y La bella Aurora. Entretanto continuamos en gira con dos espectáculos diferentes: La ruta de don Quijote, de Azorín, y Ricardo III, de William Shakespeare.

Con el primero nos sumamos el año pasado a reivindicar el cuarto centenario de la muerte de Cervantes, recordando la figura del hidalgo manchego a través de la óptica del escritor de Monóvar; con el segundo, hicimos lo propio con el dramaturgo de Stratfford-upon-Avon haciendo temporada en el teatro Español de Madrid. De esta manera continuamos consolidando nuestra actividad, interrumpida durante el paréntesis de siete años motivado por el nombramiento en el año 2004 de nuestro director, Eduardo Vasco, como director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, cargo que ocupó hasta septiembre de 2011. Y es que cada vez que, como compañía, decidimos impulsar la realización de un proyecto ocurre algo similar: repasamos lo hecho hasta el momento, miramos alrededor, tomamos el pulso a nuestra vitalidad y decidimos.

De esta forma, nos gusta trabajar en dos vías bien diferenciadas: una que parte de nuestro repertorio clásico, y otra en torno a la dramaturgia contemporánea. La ruta de Don Quijote, prosigue nuestra línea de representar textos contemporáneos. La compañía ha apostado por los autores más interesantes del panorama Nacional: Yolanda Pallín, de la que estrenamos Hiel, Tierra de nadie, Lista negra y Los motivos de Anselmo Fuentes; Borja Ortiz de Gondra, con Dedos; y el estreno de Algún amor que no mate, de Dulce Chacón, que fue la continuación lógica del trabajo alrededor de nuestra dramaturgia nacional más inmediata. Hedda Gabler, de Ibsen; Camino de Wolokolamsk, de Heiner Müller; y Final de Partida, de Samuel Beckett han sido las apuestas por el repertorio contemporáneo internacional.

En relación al repertorio clásico, hemos decidido volver con Lope tras unos años en los que encadenamos varias producciones shakespeareanas como Noche de reyes, que constituyó la vuelta a la arena teatral de la compañía. La extraordinaria acogida por parte del público y la crítica nos animó a continuar con Otelo, y de la misma manera llegamos, vía veneciana, a montar El mercader de Venecia. Nuestro último trabajo shakesperiano, todavía en cartel, ha sido otra de sus grandes obras: Ricardo III.

Toda esta experiencia constituye una de las líneas de trabajo más estables del teatro español contemporáneo tanto por la solidez del tándem compuesto por Yolanda Pallín y Eduardo Vasco como cabezas creativas de la compañía, como por la labor en la producción de Miguel Ángel Alcántara y el equipo de actores y colaboradores que conforman cada proyecto.

We use cookies to improve our website and your experience when using it. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. - Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information